Bernardo Barranco Villafán

Es sociólogo y especialista en creencias religiones y cultura.

Desde su formación comprendió que el reto religioso es acoger y llevar a cabo un discernimiento sobre la voluntad de Dios en la realidad social. Como estudiante de economía, en los años posteriores a la gran renovación eclesial que fue el Concilio Vaticano II, participó en iniciativas progresistas de reflexión universitaria. Esto lo llevó a su primer trabajo profesional en una organización de desarrollo rural. Pero desde entonces, Bernardo sostuvo una tenaz colaboración en diversos movimientos de reflexión cristiana. Crecer con otros ha sido la marca distintiva de su trayectoria En los años ochentas realizó una labor más específica como Secretario General de movimientos internacionales de estudiantes católicos en Perú, Francia y Suiza. Fueron 10 años de interacción con las jerarquías eclesiales en todo el mundo que le permitieron conocer muchos aspectos de su funcionamiento. En esta época también se especializó en sociología de la religión.

A su regreso a México, con una visión acorde a los nuevos tiempos y a sus exigencias, estuvo nueve años como subdirector de la Fundación de Desarrollo Rural y otros nueve en las fundaciones Invertir, Procura y Vamos. Para el cambio de siglo, su compromiso abarcó un nuevo giro: la participación de la ciudadanía en la acción gubernamental. Los próximos 10 años, asumió el cargo de Consejero electoral propietario en el Instituto Electoral del Estado de México y  posteriormente del IFE en el mismo estado. Entre uno y otro  cargo, coordinó el Dictamen Ciudadano, un proyecto social de observación electoral. Su experiencia y visión en este campo es invaluable.