Más allá del boom: América Latina sigue sonando.

Por: Mariño González Fuente: Prensa FIL
Foto: Prensa FIL

Los escritores Claudia Salazar, Julio Escoto, Eduardo Sacheri y Carlos Cortés charlaron sobre el boom latinoamericano, sus alcances narrativos y el futuro de la literatura de esta región
 
Enmarcados en la discusión sobre el movimiento literario del boom latinoamericano que ha permeado muchos rincones de la 30 Feria Internacional del Libro, los escritores Carlos Cortes, Claudia Salazar, Eduardo Sacheri y Julio Escoto se reunieron en una conversación programada bajo el título Más allá del boom: América Latina sigue sonando. Carlos Cortés, en su papel de moderador, inició la charla con una breve semblanza de los autores y lanzó la primera pregunta: Después del boom, ¿cómo ha interactuado y dialogado la literatura latinoamericana que vive ahora un confuso esplendor?
 
Escoto argumentó que hablar del boom es hablar de términos que no son absolutos, es decir, que se habla de este movimiento como un fenómeno exacto, histórico literario que ocurrió en ciertos años o que comienza, por ejemplo, con la salida de Cien Años de Soledad. Sin embargo, añadió, es más una serie de elementos específicos que ocurrieron en América Latina. El boom efectúa una liberación de la novela en el mundo y específicamente de la novela latinoamericana que permite que se ponga a la par de la novela en español.
 
Sacheri comentó, que el acercamiento a los escritores de este movimiento —al menos en su generación— tuvo la ventaja de ser una fuerte influencia para su formación como lectores, porque dichos escritores ya estaban ahí, instalados en el imaginario. Asimismo, Claudia Salazar señaló que cree que no hay un escritor latinoamericano que no reconozca a los escritores del boom y a su narrativa como una influencia o una sombra; la escritora se preguntó: “¿Hasta qué punto realmente dicho movimiento fue un movimiento meramente editorial o comercial?”.
 
Los escritores reconocieron el trabajo de algunos autores cuya obra fue “invisibilizada” por dicho movimiento, tales como Clarice Lispector, Cristina Peri Rossi, Osvaldo Soriano, Ricardo Piglia, Avelardo Castillo y Miguel Gutiérrez. En palabras de Julio Escoto, los escritores del boom latinoamericano consolidaron una escuela que “nos enseñó a voltearnos a ver a nosotros mismos, sin embargo, hay que reconocer las diferentes narrativas que se vieron opacadas por dicho movimiento literario”.
 
Claudia Salazar concluyó la conversación respondiendo a una pregunta sobre la pertenencia de su obra y de la de sus colegas a una generación específica, posiblemente postboom, a lo que la escritora peruana argumentó que, más allá de pertenecer a una generación literaria específica, son parte de un movimiento literario independiente que está en permanente transformación.